Guardiola y Mourinho

28 11 2010

Hola a todos,

Hoy no hablaré de tenis, ni del gran clásico de mañana, pero sí quiero dar mi opinión sobre sus dos protagonistas, sus dos entrenadores, Guardiola y Mourinho, sobre cómo ejercen de líderes en dos clubes muy difíciles y complicados.

Si lo analizamos, son muy pocos los líderes que consiguen su propósito, porque dependen de las personas, de los miembros de los equipos, y estos tienen cada uno su distinta personalidad, vienen de distintos backgrounds, y muchas veces esto hace que cada uno de los miembros del grupo vea sólo su propia realidad y siga sólo sus propios objetivos. ¿Qué hacer ante esta situación? Una de las maneras de conseguir la misma meta como equipo, es creando el “Estado Ideal de Competición”, donde el líder logra que todos los miembros del grupo crean, persigan y busquen esa meta. Es fundamental que acepten los roles designados para cada uno con el fin de ayudarse y buscar ese objetivo común, que es el mismo objetivo del líder.

¿Cómo crea el líder ese Estado? Consiguiendo que esos profesionales conjunten al mismo tiempo cuatro importantes factores, lo cual les dará la oportunidad de ser competitivos para luego poder llegar al objetivo común. Estos cuatro factores son: el primero, que todos estén en su mayor potencial de FORMA FÍSICA, lo cual implica que hayan trabajado bien, se hayan cuidado, hayan dormido lo necesario, y hayan comido correctamente para poder rendir. El segundo, que MENTALMENTE estén alineados con un objetivo común, no específico y personal de cada uno, y estén dispuestos a sacrificarse por el grupo para llegar a esa meta. El tercer factor es que puedan controlar las EMOCIONES, y el mejor modo es teniendo claros los patrones de juego y roles de cada uno, lo cual permite, en los momentos difíciles, un mayor autocontrol y seguridad en sus posibilidades. Por último, el cuarto factor, mantener el ESPÍRITU, el aura, ese alma o esa fuerza interior que te da la energía necesaria para seguir adelante con fuerza ante la adversidad y poder llegar así a ese fin común.

Se habla mucho de las diferencias de Guardiola y Mourinho, pero dentro del grupo de cada uno ellos consiguen los mismos objetivos, el crear esa energía y plasmarla en la competición. Estos dos líderes son los mejores en crear ese ESTADO IDEAL DE COMPETICIÓN. Aunque parezcan dos extremos en cuanto a la forma de liderar, realmente son sólo diferentes en cuanto a cómo encaran su posición hacia afuera, hacia el público, en cómo se muestran, en lo que se percibe desde fuera. Por ello, la prensa cae en ese análisis, Guardiola se nos muestra con un perfil que conlleva los valores de humildad, educación, sinceridad, compañerismo. En cambio, Mou implica la prepotencia, la superioridad, la meticulosidad. Hay otros muchos modelos de entrenador, unos que se acercan más a Guardiola, como Del Bosque, y otros más a Mou, como Capello.

No obstante, si profundizamos, si les preguntamos a los jugadores, a sus asistentes o a sus allegados, se trata simplemente de eso, de imagen hacia fuera, de cómo se nos venden o se muestran, pero la realidad interna es que  sus jugadores, su gente, lo daría todo por ellos, los defienden a muerte, serían capaces de cambiar de posición si ellos se lo dijeran, les ceden todo el protagonismo, ¿por qué? Porque ellos dos se lo han ganado, lo han dado todo antes que los jugadores, son los primeros en llegar, los más disciplinados, los que más preparados están, los que más argumentos tienen, los que han sacado lo mejor de ellos, los que les defienden cuando nadie más lo hace, los que dan todo por sus jugadores incluso su puesto, los que no aceptan un no, y la vida al final es eso, dar y recibir. Ellos son grandes líderes porque son más generosos que nadie con su equipo, a quien lideran y de quien necesitan ese ESTADO IDEAL DE COMPETICIÓN. Por ello, Físicamente llegan a los grandes eventos mejor que nadie. Mentalmente los recuperan, están presentes y con el objetivo claro, cuando alguno se sale del foco ahí están ellos para reconducirlo. EMOCIONALMENTE no tienen miedo al fracaso y lo saben transmitir a sus jugadores, no dudan en tomar decisiones, las explican y los que podrían parecer los perjudicados al final son los que les sacan de los apuros porque persiguen el mismo objetivo común. Y por último, ESPIRITUALMENTE consiguen conjuntar las energías internas, que la energía fluya, la de todos, y eso es una fuerza inexpugnable que va en una sola dirección.

Por ello, aunque ellos quieran, o la prensa nos lo haga creer así y por ello los percibamos como extremos opuestos, y algunos prefiramos un extremo o el otro, hasta el punto de que uno pueda ser querido y el otro odiado, se trata sólo de modos de presentarse hacia fuera, pero ambos están tocados con una varita mágica y son los números uno en cómo gestionar personas, como motivar a estos grupos complicados por sus diferencias y conseguir así el mismo resultado a través de ese Estado Ideal de Competición.

Yo pienso que nuestra forma de expresarnos es nuestra voz pública, cómo nos ven desde fuera, mientras que nuestra voz interna es nuestra alma, nuestra verdad y cómo somos en realidad. Guardiola y Mou son iguales en su interior y en cómo se muestran a su gente, la diferencia está en la voz pública de cada uno de los dos, que dista muchísimo. Cada uno que decida con quién se identifica. Justo antes del partido los dos modelos son iguales. Después del partido habrá diferencias, pero los que hemos competido sabemos que lo que cuenta es dar lo mejor de uno mismo, muchas veces consigues la victoria pero otras no. En este caso ambos merecen todos mis respetos, y gracias a ellos nos espera uno de los espectáculos más competidos y de mayor nivel del deporte. Con todo esto quiero decir que son muy parecidos, ambos tomarán las decisiones necesarias para el grupo para llegar a la excelencia, como hizo Guardiola con Ibrahimovic, el cual aunque como jugador fuera muy bueno, no entraba en su filosofía y lo sacó. No hubiese sido ese comportamiento típico de Mourinho? O cuando Mourinho se sale antes del partido de Copa con su motivación y después en el partido todo el plantel lo da todo,  no es eso filosofía típica de Guardiola?

Desde aquí quiero felicitar a los dos, por conseguir ambos algo tan complicado, por hacer soñar a tanta gente, y sobretodo por elevar el nivel de un deporte a la excelencia.  Aunque para muchos el que gane será mejor, para mi os puedo asegurar que ya han ganado los dos, y espero que se cree una de esas grandes rivalidades que ensalzan los deportes como los Nadal-Federer o los Lakers-Boston.

Ahora que está tan de moda el aplicar los liderazgos del deporte a la empresa, todos los que gestionamos grupos tenemos mucho que aprender de estos dos grandes líderes, de estos dos maestros de la gestión de las energías.

Hasta pronto

Emilio


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: