Soñar para Ganar

La Copa Davis te hace vivir unas sensaciones únicas. El tener a todo tu país detrás de ti y poder representarlo haciendo lo que más amas te inunda de sentimientos de emoción, de orgullo, de honor y de responsabilidad difíciles de expresar en unas pocas palabras.Cuando era jugador, la Copa Davis era una prioridad para mí, era una de las metas más importantes en mi calendario. Representar a mi país y a todos los españoles en una pista de tenis colmaba todos mis sueños como tenista profesional, y las emociones que sentía eran muy distintas a las de los demás torneos.

Al escribir estas líneas, muchos recuerdos me vienen a la cabeza. Me gustaría compartir el que no olvidaré nunca, el momento en que, con el grandioso estadio abarrotado de gente, sonó nuestro himno nacional. Se me puso la piel de gallina. Incluso ahora, recordándolo, me pasa lo mismo. Fue una sensación muy especial que siempre recordaré y que echaré en falta en el futuro.

Como seleccionador español de Copa Davis no puedo estar más orgulloso de mis jugadores: Rafa, David, Feli, Fernando, Nico y Tommy. Todos tienen distintas personalidades, pero todos tuvieron esa energía interior, ese fuego que nos permitió rendir al máximo y, por ello, tener éxito. Su generosidad hace nuestro equipo especial.
Me considero verdaderamente afortunado por haber compartido estos tres años con la que puedo asegurar es la mejor generación de tenistas de todos los tiempos. He aprendido mucho de todos ellos en nuestra convivencia, entrenando juntos con el mismo objetivo, tratando de entender cuándo estaban bien y preparados o tratando de entender cuándo no lo estaban y por qué.

Estoy tremendamente agradecido a estos jugadores porque, cuando ellos jugaban, siempre me hicieron sentir como si yo jugase con ellos. Compartimos nervios, intensidad, tácticas, técnicas, y sentí como si fuese parte de ellos. Fue extraordinario. Son jugadores muy generosos y grandes compañeros de equipo.
La final en Mar del Plata siempre estará en lo más alto de mis recuerdos y experiencias; nunca lo olvidaré. La Copa Davis fue como un gran regalo. Pero las historias bonitas tienen normalmente mucho trabajo detrás. Agradezco de todo corazón el trabajo que realizaron los componentes de mi staff: doctores, fisioterapeutas, encordador, relaciones públicas, así como el staff de la Federación y entrenadores. Todos ellos dieron lo mejor de sí mismos. Con la victoria en la final, los jugadores y yo, como capitán, conseguimos el prestigio, pero el verdadero ganador fue el equipo español, y el mérito es de todos los que formamos parte de él.

Otra emoción que siempre llevaré conmigo es lo que pasó en Mar del Plata antes de la final. Nuestra ilusión, profesionalidad, buen trato y humildad se fueron contagiando a nuestro alrededor y se creó una energía muy especial, que fue de menos a más y que provenía de todas las direcciones, desde la prensa internacional a la local, y desde el personal argentino que trabajaba en la organización del evento hasta los guardaespaldas, policías y empleados de limpieza.

Creo que nuestra forma de hacer les impresionó, y todos empezaron a creer en nosotros porque nosotros también lo hacíamos. Asimismo, desde España, la gente también empezó a creer y a ilusionarse. Fue muy especial para nosotros crear esa energía tan positiva a nuestro alrededor. En estos momentos difíciles, en los que la gente no se siente especialmente optimista debido a la crisis que padecemos, nos dio alas saber que los tres días de competición hubiese 15 millones de espectadores apoyándonos y, aunque se encontraban muy lejos del estadio de Mar del Plata, nosotros sentíamos su aliento más cerca que nunca.

Que un deporte y, en concreto, una competición haga soñar a tantas personas y que unidas crean en nosotros, me llena de ilusión. Hacerles partícipes de nuestra victoria nos hizo muy felices. Para mí, haber sido parte importante de este logro, que pasará a formar parte de la historia del deporte español, es mucho más de lo que esperaba y siempre estaré agradecido al tenis, a la Copa Davis y al deporte en general.

Gracias.

7 responses

4 02 2010
Mar

Me lo regalé estas navidades y me ha gustado mucho.
Es un libro muy fácil de leer y ameno. La combinación de Emilio con sus impresiones y experiencias, con Bruno que las aplica a la vida cotidiana, resulta interesante y entretenida.
Personalmente lo que más me ha gustado ha sido que el libro te acerca al trabajo real del equipo de Davis, todo el esfuerzo que es necesario para llegar a conseguir un triunfo como ese. Además te acerca el perfil más humano del equipo, contándote sus miedos, sus emociones…

Yo estuve pegada al televisor viendo la final en mi casa, cada partido, sufriendo, animando… y terminé casi llorando cuando Verdasco consiguió ganar, cuando España se hizo con la ensaladera. Fue muy emocionante!!.
Gracias a Emilio, a los jugadores y al equipo por darnos aquella alegría.

11 02 2010
Rosi Carrasco

¡Uf! Emilio, tu comentario me ha emocionado hasta lo más hondo, y yo también he recordado aquella maravillosa, apasionante y emocionante final… por supuesto lloré de emoción, como hizo mi hija a mi lado y seguramente miles de españoles y no españoles más, pues cuando la pasión, la alegría y la emoción son tan fuertes y sinceras como aquel día se contagian irremisiblemente. Gracias por este comentario, gracias por cada momento de estos últimos años tan fantásticos de tenis, gracias por el cariño que demuestras siempre por los nuestros en tus comentarios televisivos, estamos muy orgullos@s de nuestros grandísimos jugadores y de quienes, como tú, antes que ellos también nos hicieron vibrar. Voy a comprarme el libro y devorarlo, porque seguro que me acercará a vosotros. Un abrazo enorme.

15 02 2010
Fernando Pacheco

Emilio, soy entrenador en Ecuador, trabajé en tu academia en Barcelona hace casi 10 años atrás (2001); que gran libro, me lo mandó mi hermano que vive en Madrid. Siempre te he admirado como jugador, y ahora mucho más como lo que eres un gran ser humano y excelente profesional, es interesante a leer el libro aprender de como viviste cada serie desde el banquillo, lo humanos y comprometidos que son los jugadores para con el equipo, dejando a un lado sus objetivos particulares en el circuito, realmente consolidaste una verdadera armada española, capaz de soñar y conquistar el mundo.
Gracias por lo que nos enseñas en tu libro y gracias por la oportunidad que me brindaste hace 10 años, vivir en la academia me cambió la vida, y ahora sueño cada día con seguir en una pista disfrutando el tenis.

Muchos éxitos y sigue adelante!!!!!!!

13 04 2010
Roberto

No puedo dejar de asentir tus palabras,como argentino y ayudante en la organizacion de la final en Mar del Plata,el equipo español supo enfrentar la dificultad del reto con una grandisma humildad y un gran esfuerzo por resolver la adversidad.Por eso mismo el publico argentino al final no pudo mas que devolver con aplausos su victoria, dejando asi un gran mensaje e todos los espectadores

9 07 2010
Mauro Donizeti de Souza

Emilio,

Nos encontramos no Brasil alguns anos atras no simpósio internacioanl de tênis em Brasil. Eu e minha familia iremos torcer todos para a Espanha neste domingo no jogo contra a Holanda. Minha abuela e meu abuelo sao de Almeria e iremos torcer juntos para a equipe espanhola.
VIVA ESPANHA.
Espanha 3 X 1 Holanda
Um grande abraço

5 10 2011
nicolas montenegro

Hola soy nicolas Montenegro tengo 7 años y vivo en chile me encantan el tenis y el futbol pero me siento triste porque aca en chile no existen oportunidades para los niños me encantaraia vivir en barcelona ir a su academia

18 10 2011
Anónimo

Que Emilio eres el presuntuoso y chulo o el educado y encantador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: